Author Archives: lauradlpuente

Reinventándome

Una de las cosas que más me gusta es la Fotografía. Comencé a apreciarla gracias al mundo de los blogs. Los blogs de otros, de algunos, que me apasionaban y aún hoy, los visito a diario. Así, que yo también quería tener mi propio blog. Y, lo tuve, o mejor dicho, los tuve, unos cuantos. Los abría ilusionada, cargada de ideas, y cuando me cansaba o me gustaban otras cosas los cerraba. Así, fueron pasando por mi vida unos cuantos. En concreto uno que tuve de cocina fue el que me abrió los ojos con el tema de las fotografías, de repente me dí cuenta que mi blog fallaba porque las fotografías eran desastrosas, así que empecé a leer mucho sobre fotografía, me apunté a academias, hice cursos, me compré mi primera réflex y durante unos meses me obsesioné, y soñaba con ser una gran fotógrafa, o al menos que la gente lo flipase viendo las fotos que yo hacía, estudié incluso fotografía analógica y aprendí a revelar en el laboratorio de una amiga, hasta me compré una polaroid, y ya cuando me encaminaba a la fotografía lomográfica, estenopeica y buscar cosas imposibles que impresionasen, dije… hasta aquí. Me relajé, y ahora saco la cámara cuando realmente me apetece y hago las fotos que me dicen algo a mí, sin pensar en lo que van a decir los demás cuando las vean, y sin creer que va a venir alguien y va a ver algo ahí que en realidad no hay.

Ya relajada con la fotografía y siguiendo con el tema de los blogs, el paso siguiente era comprar un dominio y profesionalizar un poco el tema. ¿Pero qué tema?, es que ¡ha habido tantos!, seguía siendo igual de sencillo empezar un blog y borrarlo.

Hoy vuelvo a empezarlo, pero esta vez sin ningún proyecto claro, solo quiero escribir, y en principio solo quiero escribir para mí, ya que no tengo ni idea de quién puede llegar hasta aquí porque paso del marketing, del SEO, y de todo ese rollo que hace que te metas en un bucle de visitas, seguidores, redes sociales, etc, que no quiero. De momento, y hasta que no tenga las cosas más claras en mi vida, quiero ir un poco de incógnito.

Estoy pasando por un momento complicado, viviendo unos meses llenos de incertidumbre, raros, confusos, en los que estoy intentando encontrar ese hueco que la vida tiene reservado para mí. Y, en los que también intento saber quién soy. Necesito conocerme para poder continuar, más que nada, para continuar con provecho mi vida.

Y, en este proceso interior he conocido personas importantes, me han pasado cosas increíbles, y también he dejado atrás mucho. Sobre todo personas tóxicas, relaciones sin sentido, fantasmas del pasado,…  y ahora cuando algo entra en mi vida, siempre me hago la misma pregunta, ¿me suma o me resta?, y si me resta, me olvido. Estoy en un proceso vital importante en el que ya solo puedo sumar. No se puede restar más, he restado mucho.

Después de presentarme en estas líneas, y ahora volviendo de nuevo a la fotografía, me siento con la necesidad de dejar atrás el Proyecto Vista Alegre. Marcó una época de mi vida, pero es que afortunadamente, ya estoy en otra.

Fue mi primer y único proyecto fotográfico. Cuando empecé a plantearme la fotografía más seriamente, pensé que debía hacerlo. Era mi objetivo, mi reto de sanación. Me dediqué a él en cuerpo y alma y cuando lo terminé, me dejó tan agotada que estuve mucho tiempo sin volver a coger una cámara. Lo edité yo misma en un libro, mi libro, que ahora mismo está donde tiene que estar y con la persona que tiene que estar.

Resumiendo, era el diario de emociones de una enfermedad. Y, para representarlo fotográficamente solo me valía aquel sitio, la Finca Vista Alegre, lugar que un día fue residencia de monarcas, y actualmente apenas tiene vida, abandonado, respira tristeza y desolación. Solo queda algún edificio en ruinas, abandonado, residencias de ancianos, de salud mental, y poco más.

Y, esto es todo lo que tenía que contar, por ahora.