Encuadernaciones artesanales.

 

Libro de cuentas japonés.

“En el periodo Edo (1603-1868), desempeñó un papel fundamental como diario de viajes, registro de huéspedes en las posadas y, sobre todo, como libro de cuentas de los comerciantes. Los caracteres de “gran fortuna” (daifuku) con los que habitualmente se adornaban, expresaban oportunamente la aspiración de prosperidad de los mercaderes. Cuando se completaban los registros, a menudo se ensartaban juntos y se ataban con un largo cordel, para que en caso de incendio pudieran arrojarse a un pozo cercano y rescatar más tarde sin que sufrieran daños ni el papel ni la tinta.”

El interior de estos libros está compuesto por papeles artesanales hechos por mi, partiendo de periódicos viejos, doblados a lo largo. Las portadas son papeles japoneses con letras dibujadas y cosidos con cordel a la forma de los libros de cuentas antiguos.

Libro copto blanco.

 

Tengo un especial cariño a este libro. Tiene un color que parece angelical, quizás para un bautizo, boda, comunión,…

Está formado por cuadernillos blancos y otros de color kraft. La portada está forrada con un papel decorado blanco brillante rugoso y para las guardas he utilizado papel hecho por mi de forma artesanal, concretamente hecho con papeles blancos y tabaco para dar trama.

Una vez montado el libro, está cosido con estilo copto.

Libro copto cómic.

 

Interior formado por cuadernillos de hojas de colores. La portada forrada con un papel con motivos de cómic y el cosido estilo copto con cordel negro.